Páginas

miércoles, 10 de octubre de 2012

Keep all our promises

¡¡Hey!! Vaya, este blog está muy solitario. No es más que por mi culpa. Mi hermana ya ha intentado encontrar tiempo para escribir alguna entrada, pero yo ni eso. Estos días he estado inmersa en el mundo de los libros, con una taza de café con leche apoyada en mis labios y devorando el bizcocho casero de frambuesas de mi madre. Mmm, ese bizcocho de frambuesas... Las frambuesas me vuelven loca. Frambuesas en el olor de mi champú. Frambuesas en el color de mi edredón. Frambuesas estallando en mi boca, salpicando mi paladar de su especial sabor...



¿Habéis leído a Laura Gallego? El último libro que he acabado es de ella, se llama La Emperatriz de los Etéreos. Está muy bien. Me encanta como escribe, cómo ordena cada frase y acaricia cada palabra, consiguiendo esa basta y no abusiva sensación acogedora.

Me gusta Aer. Tiene un aire indomable, un aire rebelde, un aire risueño. Me recuerda a mí.

Ojalá pudiera ser la próxima Laura Gallego... Con historias bonitas, interesantes, dignas de ser leídas. Con palabras que parecen sacadas de lo más profundo del corazón de una gran persona.



Me dan ganas de empezar alguna serie de televisión. He pensado en:

  • Awkward
  • One Tree Hill
  • Glee
¿Sabéis de alguna serie con un poco de sentido de humor; emocionante y bonita; que trasmita un mensaje, ¿cómo decirlo? que enseñe algo. Las series estadounidenses me suelen gustar, por eso he escogido esas tres.

He escogido a Awkward porque la situación de la protagonista me recuerda a la mía. Yo también me siento (y soy) invisible, irrelevante. Aislada de todo.

He escogido One Tree Hill por mera curiosidad. He oído hablar de ella, y no sé.

He escogido Glee por esta única razón: el canto. Me encanta cantar, aunque me dé mucha vergüenza hacerlo en público. Además, mi voz no es bonita. Pero una cosa es tener voz bonita y otra cosa es saber cantar. Pero bah, no me pondré a enrollarme con mi teoría, que sé que os aburriría. Bueno, pues que eso de cantar a mí me puede. Me encanta estar escuchando a alguien cantar (a alguien que sepa y que tenga talento) y notar la entonación en cada vibración del aire, en cada nota que emite. Es algo mágico. ¿Y las expresiones y caras que ponen al concentrarse, al sentir la canción floreciendo en sus cuerdas vocales? Eso es genial. Todo lo relacionado con el mundo de la música y del canto significa mucho para mí. Ojalá tuviera una buena voz, de esas que escuchas y dices: en un par de años la escucharás por la radio. O en un par de años comprarás su primer disco. O en un par de años ganará su primer premio. Tal vez... tal vez en otra vida.

2 comentarios:

  1. De humor... ¿Te sirve fenómenos?
    Yo también he estado muy desaparecida.
    Ese libro me lo he leído yo, es increíble.
    Pásate por mi blog!^^

    ResponderEliminar
  2. Hoola! :) Me pasaba por tu blog para decirte que he realizado un concurso muy facilito en mi blog y me gustaria que participaras. Si te interesa o te quieres pasar aqui te dejo la dirección: http://designsinyourlife.blogspot.com.es/2013/02/concurso-edita-una-foto-ii.html

    Un beso~ Andrea.

    ResponderEliminar